¿Qué es Índika?

No es ni té, ni cerveza, ni soda, ni jugo… ¡Es Índika!

No es té, es una historia

Índika llega envuelta en su correspondiente halo de misterio. Índika ha ascendido desde las profundidades y navegado desde la lejanía. Han sido ya muchos los que han escuchado la larga lista de beneficios que la ingesta de kombutxa trae consigo, pero pocos saben qué es realmente, cómo tomarla o de dónde sale.

Y es que sí, el té es su principal ingrediente, pero es mucho más que un té…

Precisamente envuelta en ese halo de misterio, Índika fermenta en compañía de un organismo vivo, un SCOBY que durante unos 45 días le cede toda la magia de la que sólo la naturaleza es capaz. Lo que entonces fue té ahora es mucho más; un toque mágico da nacimiento a Índika.

No es cerveza, es una aventura

Índika es una bebida fermentada y como tal, contiene alcohol. Pero a expensas de lo uno y de lo otro, Índika no viene de ningún cereal, y por tanto no puede ser considerada una cerveza.

No es una soda, es pura fantasía

Y por supuesto que tiene burbujas. En la fermentación del té por parte del SCOBY se produce gas carbónico que pasa a formar parte de la bebida, convirtiéndose en las exquisitas burbujas de nuestra Índika. Pero salvo eso, nada tiene que ver con las sodas. Y es que Índika es 100% natural, sin edulcorantes artificiales, endulzada con hojas de stevia, sin conservantes ni colorantes artificiales y hecha con agua de las faldas del Cayambe en la provincia de Pichincha, en Ecuador.

Índika no es un jugo, es magia

Puede que usemos frutas en su fermentación y otra serie de hierbas pero en ningún caso podríamos decir de nuestra Índika que es un jugo. Eso, como cualquiera de las anteriores definiciones, se quedaría extraordinariamente corto.

¿Qué es Índika? Índika es una experiencia

Índika es una bebida milenaria para gente de hoy. Un regalo del Lejano Oriente con más de dos mil años de antigüedad que queremos compartir hoy contigo. Índika es una bebida bebida fermentada de té negro, conocida como kombucha, combucha o kombutxa — aunque también se le ha conocido históricamente como hongo del té, hongo de Manchuria u hongo chino.

A través del proceso de fermentación de la planta del té verde en conjunto con los azucares agregados se forma una colonia simbiótica de bacterias y levaduras conocida com SCOBY, acrónimo de Symbiotic Culture of Bacteria and Yeast, es decir, cultivo simbiótico de bacterias y levaduras.

Esta colonia de bacterias y levaduras se agrupa en la superficie del té con un color blanquecino y una textura gelatinosa. Las bacterias de este cultivo convierten los azucares en alcohol etílico, gas carbónico y ácido acético. Curiosamente, una colonia de estas bacterias podría continúar este proceso indefinidamente, razón por la que se ganó el apelativo de «hongo de la inmortalidad». Además, las propias bacterias que conforman al SCOBY y el ácido acético por estas generadas evitan la contaminación de la preparación por el crecimiento de hongos u otros patógenos.

La fermentación de los azúcares por parte de estas bacterias genera una bebida ligeramente alcohólica y un poco ácida, denominada desde hace más de dos mil años «kombutxa». A partir de ella nace Índika, una experiencia diferente a nada que hayas probado hasta ahora.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *