Los beneficios de la kombucha

Beneficios de la Kombucha para la salud

Los beneficios de la kombucha para la salud

La supervivencia de la kombucha a lo largo de los milenios no es, para nada, algo gratuito o que haya ocurrido sin motivo. Los grandes beneficios de la kombucha para la salud son los principales motivos por los que la kombucha obtuvo en su día el reconocimiento que tuvo en en el Antiguo Oriente y que aún hoy conserva a nivel mundial. Y es que fueron precisamente los beneficios para la salud que trae la kombucha que impulsó su popularización por toda casi toda Asia.

Los beneficios de la kombucha ya eran de por sí claros y como tales fueron enumerados desde mucho antes incluso de que se haya podido determinar las causas. Los sistemas inmunológico, cardiovascular y digestivo están entre los más favorecidos por la kombucha, pero no olvidaremos el papel de la kombucha como regulador del estrógeno o como precursor del ácido hialurónico . Tampoco olvidaremos su efecto vigorizante. De hecho, una de las referencias más comunes a la kombucha en los textos antiguos en los que se hace mención a esta bebida es la de «elixir de la vida».

Los beneficios vigorizantes de la kombucha

La kombucha fue, probablemente, la primera bebida energética. Completamente natural, la kombucha puede ayudarte a retomar fuerzas en el momento en que lo necesites. En primer lugar, por las pequeñas cantidades de teína que contiene; y en segundo, por las vitaminas B y C. La primera te ayudará a sentirte recargado y la segunda te ayudará con la absorción de hierro, lo que combatirá cualquier tipo de estado anémico. Una mayor cantidad e hierro permitirá un aumento de la hemoglobina y, por tanto, del flujo de oxígeno a los tejidos. Esto convierte a la kombucha en una bebida más que adecuada a la hora de lanzarse a hacer deporte.

Además, como veremos a continuación, la kombucha facilita y maximiza la digestión de los alimentos, de modo que estos aporten más energía para el cuerpo.

La kombucha reduce el dolor articular

Las propiedades de la kombucha también ayuda a los que sufren de dolores en las articulación. Esto es debido a que disminuye la inflamación articular, reduciendo la presión en la zona y aliviando el dolor. Lo cierto es que la kombucha contiene compuestos como las glucosaminas, vitales para el mantenimiento de las articulaciones saludables. El cuerpo utiliza estos compuestos para construir el cartílago y mantener bien lubricadas las articulaciones. La kombucha, además, ayuda al almacenamiento de colágeno en las articulaciones, de modo que reduce el dolor de la artritis.

Los beneficios de la kombucha: sistema cardiovascular

La kombucha limpia las arterias y regula la presión arterial. Investigaciones con animales han demostrado cómo la kombucha redujo el colesterol en ellos.  De hecho, dicha investigación encontró que la kombucha reducía significativamente el colesterol LDL a la vez que elevaba los de colesterol HDL.

Según un estudio hecho en animales, la kombucha tiene efectos destacadaos:

[…] como una fuente de antioxidantes capaces de reducir la frecuencia de las enfermedades cardiovasculares. El efecto beneficioso de la [kombucha] en la dieta se atribuye probablemente a su potente propiedad hipocolesterolémica, así como a su potencial antioxidante.

Según dos, de hecho:

El té de Kombucha fermentado en agua potable podría disminuir el nivel de colesterol en la sangre.

Así, la kombucha y el sistema cardiovascular se llevan muy bien, ya que todo ello conduce al mantenimiento de una mejor salud cardíaca y a evitar accidentes relativos.

Los beneficios de la kombucha en el sistema digestivo

La kombucha es una bomba de desintoxicación para el cuerpo. Al beber kombucha estás agregando bacterias buenas a tu intestino, que es uno de los órganos de tu cuerpo que tiene la labor de desintoxicarte. Esto se debe al alto contenido en probióticos de la kombucha, así como a enzimas beneficiosos y al ácido glucurónico que, como describe este estudio publicado en el CyTA – Journal of Food:

la kombucha es una fuente de componentes bioactivos como, por ejemplo, los polifenoles y el ácido glucurónico. Los resultados beneficiosos del consumo de kombucha se atribuyen al efecto sinérgico entre estos componentes […] su consumo puede proteger contra el desarrollo de [enfermedades cardiovasculares], principalmente debido a su contenido de polifenoles que inhibe la oxidación de las LDL, regula el metabolismo del colesterol y previene la presión arterial alta al promover la relajación muscular suave.

Y añade:

El acido glucurónico, uno de sus componentes principales, desempeña un papel en la desintoxicación xenobiótica del hígado […], lo que potencialmente mejora las funciones.

El ácido glucurónico es un ácido que el cuerpo utiliza o produce en su totalidad para desintoxicar el hígado y reducir la carga pancreática y hepática. Así, la kombucha podrá incluso prevenir que ciertos tejidos absorban las toxinas que se encuentren en el ambiente.

Kombucha para una piel sana

La piel también se ve muy agradecida por los beneficios que la kombucha le ofrece. El principal aspecto favorecedor para la piel son los altos niveles de antioxidantes que tiene la kombucha. Dichos antioxidantes previenen la muerte prematura de células, con lo que se mantiene una piel joven.

Por supuesto, estos antioxidantes también previenen la formación de arrugas en la piel. Y es que no sólo ingerida, sino también usada en contacto directo con la piel, la kombucha tiene un gran potencial hidratante, además de combatir los microorganismos que provocan el acné. Aplicada a nivel tópico en el cabello, fortalece los folículos generando un cabello fuerte y robusto. Pero cuidado si te gustan los tonos oscuros, ya que la kombutxa aclara el color del cabello si se aplica de forma frecuente. Por último esa desintoxicación al hígado de la que antes hablábamos que causa la kombucha provoca una piel y un cabello más brillantes.

La kombucha y el sistema inmunológico: ¡Arriba esas defensas!

El sistema inmunológico es el que se encarga de desarrollar defensas ante entes peligrosos para el organismo. Es un sistema de defensa gracias al cual el cuerpo puede combatir agentes patógenos. En vista de esta misión se entenderá la importancia de este sistema para el bienestar del cuerpo. Y la salud intestinal tiene una gran intervención en la situación del sistema inmunológico del cuerpo. Así que cualquier bebida probiótica como la kombucha fomenta el fortalecimiento del sistema inmunológico. Los antioxidantes, tan abundantes en la kombucha, también ayudan a robustecer el sistema inmunológico.

Los beneficios de la kombucha en resumen

La kombucha, pues, refuerza el sistema inmunológico y mejora la digestión. La razón principal es su alto contenido de probióticos, las buenas bacterias que un cuerpo humano necesita para una digestión saludable. La kombucha contiene polifenoles y ácidos acéticos que actúan como agentes antibacterianos y liberan al cuerpo de toxinas perniciosas.

Por último, como la kombucha tiene un alto contenido de ácido acético, probióticos y polifenoles, puede ayudar a perder peso a través de varios mecanismos que incluyen la mejora de la digestión y la absorción de nutrientes. El ácido acético también puede ayudar a perder peso al disminuir el azúcar en la sangre y disminuir los niveles de insulina, lo que favorece a la quema de lípidos en lugar de a su almacenamiento, a la vez que reduce el apetito.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *